Recuperación de remanente crédito fiscal generado por la adquisición de activo fijo.


La ley de IVA, en su artículo 27 bis, establece una importante franquicia tributaria que permite a las empresas que son contribuyentes de IVA -incluyendo a las empresas exportadoras- recuperar el remanente de crédito fiscal que se acumule por 6 o más periodos tributarios consecutivos por la adquisición de bienes de activo fijo, considerando también los adquiridos a través de un contrato de leasing, con o sin opción de compra.

Esta franquicia debe entenderse como un financiamiento sin intereses para el contribuyente, que más adelante deberá restituir con el pago del IVA débito fiscal de sus operaciones normales. Si el contribuyente genera ventas o servicios exentos de IVA deberá hacer una restitución adicional que es proporcional a sus ventas o servicios exentos.

Para los exportadores el uso de esta franquicia tributaria es incompatible -en un mismo periodo tributario- con la franquicia de recuperación de IVA exportador del artículo 36 de la Ley de IVA, debido a que la ley dicta que no se pueden utilizar dichos beneficios tributarios en conjunto.

En caso de termino de giro de la empresa que haya hecho uso de esta franquicia tributaria, ésta deberá hacer reintegro del remanente de crédito fiscal que recibió anticipadamente, en proporción a lo que no haya alcanzado a ser restituido mediante IVA débito fiscal de sus operaciones normales o a través de la restitución adicional por realizar ventas no afectas o exentas de IVA.

Finalmente, cabe señalar que el Proyecto de Modernización Tributaria actualmente en trámite en el Congreso, propone una modificación al artículo 27 bis de la ley del IVA, en sentido reducir de 6 a 2 los meses de acumulación del remanente de crédito fiscal para pedir la recuperación y obliga al SII a responder dentro del plazo máximo de 60 días. De aprobarse esta modificación, mejorarán notablemente las expectativas de la PyME de obtener liquidez de corto plazo a través del uso de esta franquicia.

AUTOR